Juntas somos imparables

Juntas somos imparables

La Cámara de Mujeres Empresarias de Bolivia (Camebol) festejó en grande su tercer aniversario con el Congreso Internacional La mujer en el desarrollo social, político y económico. Más de cien panelistas, expositoras, dirigentes y empresarias de Bolivia, Argentina, Chile, Perú, Paraguay y Uruguay, se dieron cita en Santa Cruz, siendo su anfitriona la infatigable presidenta de Camebol, Lic. Silvia Quevedo Silvetti.

Habiéndoseme encargado las palabras de inauguración, parafraseé al experto independiente de la ONU sobre deuda externa y derechos humanos, Pablo Bohoslavsky, quien luego de visitar Bolivia, adelantó lo que dirá su Informe en 2020 (Experto de la ONU recomienda a Bolivia…, EL DEBER, 15.5.2019).

Entre otras cosas dijo que pese a que Bolivia creció y pasó a ser un país de ingresos medios, es aún uno de los países más pobres de la región y los desafíos: la calidad de los servicios públicos y el acceso con igualdad; la sostenibilidad de la inclusión social; ciencia y tecnología; los ingresos y la inversión pública, sin recurrir a las RIN y más deuda; y, superar el extractivismo.

De la mujer boliviana dijo que sigue rezagada en cuanto a inclusión laboral y económica pese a los avances en la equidad de género logrados, v.gr., en el Legislativo, “con una de las presencias de mujeres más altas del mundo”.

Como nadie es profeta en su tierra, recurrí a un extranjero para graficar tales necesidades que podrían convertirse en oportunidades para que las mujeres pasen a “ser” actoras del desarrollo y a “hacer” aquello que los varones no hacemos. Defendí que el aporte de la mujer está fuera de discusión: empieza con la formación de los hijos y se complementa en el campo económico (empresarial), político (legislativo, ejecutivo, judicial) y social (educación).

¡Cómo será de importante su aporte que se discute ya el imputar en el PIB su desgaste sicofísico como esposa, madre y administradora del hogar! Empoderarlas como agentes de cambio, promover su formación profesional, capacitación, emprendedurismo, innovación y creatividad, es la tarea.

Pero de todo lo dicho lo que les impactó fue saber que en el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) más de la mitad de su equipo son mujeres; las cuatro gerencias de área las ocupan mujeres profesionales; más del 50% de las jefaturas de unidad, mujeres; todas por meritocracia.

“¿Se imaginan si esto se generalizara? En sus manos está…”, concluí (full aplauso). ¿Por qué no? ¿Acaso su lema no es “Juntas somos imparables”?

Gary Antonio Rodríguez Álvarez

Economista con Maestría en Comercio Internacional


Fuente: Diario El Deber – 26 de junio de 2019

Prepararse para «lo peor» en la economía…

Prepararse para «lo peor» en la economía…

El expresidente de Cuba, Raúl Castro, pidió a su país estar preparados para “la peor variante” de la economía, ante los graves problemas que enfrenta en su balanza de pagos, según reportó la Agencia EFE (Raúl Castro pide a cubanos prepararse para lo peor en economía, www.theworldnews.net, 10.4.2019). El líder del Partido Comunista, en su discurso durante la promulgación de la nueva Constitución, dijo que la situación podría agravarse en los próximos meses, aunque (más…)

«El sector privado es el que genera empleos de calidad»

Si bien las actividades de comercio, industria manufacturera, alojamiento y gastronomía son las que generan más empleo en Bolivia, si analizamos la calidad del mismo, se trata de trabajos precarios e informales. El comercio, por ejemplo en su mayoría es informal no brinda un seguro social, ni jubilación y del lado de los derechos no pagan impuestos. Respecto a la industria y servicios de alimentos si bien son rubro s que generan trabja jos temporales, mucjos tambien son precarios. Una forma de mejorar la calidad de empleo en Bolvia, es claramente incentivando al sector privado. Primero que nada, seguridad jurídica a la inversión, en actividaddes como la agricultura y ganadería. Incentivar la inversión privada es importante para el desarrollo de un país, porque son éstas las que generan empleos de calidad.

Por otra parte, se debe analizar la situación de un tipo de cambio fijo que incentiva la informalidad; contemplar una flexibilización laboral para que las empresas puedan contratar personal por periodos menores al salario mínimo; combatir el contrabando poniendo aranceles bajos para hacer más accesibles las exportaciones.

Respecto a la nueva mano de obra futura y dónde podrán encontrar un espacio laboral, si el Estado sale de las actividades en las que no debería estar inserto, por decir en empresas públicas y además deficitarias, estos trabajadores podrían pasar al sector privado, y empresas como Lacteosbol, Papelbol, podrian ser absorbidas por los privados. Así también si trabajáramos una ley de alianza público-privada, los privados podrían ofrecer bienes y servicios de fin públicos, como puertos, carreteras pueden ser realizadas por los privados.

MSc. Monasterio                                                                                                                                                                      ECONOMÍSTA

Fuente: BolivianBusiness Edición N°764

Domingo 16 de junio de 2019

«El principal problema en Bolivia es el subempleo»

«El principal problema en Bolivia es el subempleo»

La encuesta continua de empleo (ECE) no analiza la calidad de empleo, simplemente es un termómetro de quiénes se encuentran trabajando y en qué sector en un periodo corto de tiempo. Es ese sentido, la encuesta no tiene la capacidad de medir la calidad en Bolivia. No obstante, otros estudios y hasta la misma OIT señalan que el problema principal en Bolivia es el subempleo.

El subempleo y la informalidad en el país están estrechamente asociadas con actividades económicas como el comercio al por menor, transportes y servicios como la hotelería; y estos rubros más que incentivar la informalidad, es reflejo del mercado laboral, es decir el efecto o en otras palabras la mayoría de los bolivianos en las zonas urbanas o suburbanas se dedican al comercio y los servicios como el transporte.

El 99% de la población boliviano no comprende el funcionamiento y las leyes de la economía. Pero deberían tener presente, que la única forma de avanzar hacia el desarrollo económico y social es mejorando nuestra productividad y competitividad. En ese sentido, para crear más y mejores empleos es imperativo reducir los costos laborales asociados al aporte patronal a la par de flexibilizar la regulación laboral, que ha propósito es una de las más rígidas del planeta.

Con respecto a la nueva mano de obra joven que a futuro deberá incorporarse al mercado laboral, considero que la oportunidad está dada en la economía digital, colaborativa junto con la revolución industial 4.0 en marcha. Es decir,los rubros, empredimientos y habilidades asociadas a las TICs tendrían mejores oportunidades en los mercados laborales.

MSc. José Alberti                                                                                                                                                                          ECONOMÍSTA

Fuente: BolivianBusiness Edición N°764

Domingo 16 de junio de 2019

«Es aconsejable no entrar en pánico por el comportamiento de esta variable»

«Es aconsejable no entrar en pánico por el comportamiento de esta variable»

Recordemos que el tipo de cambio no está ligado necesariamente a un tiempo máximo o determinado, en realidad, podrá ser fijo siempre y cuando se tenga en reservas la cantidad de divisas que respalden la masa monetaria circulante en la economía o se quiera hacer competitivo el sector exportador. Además, que liberar el tipo de cambio generaría incertidumbre en los agentes económicos y a lmismo gobierno, porque no estamos pensando qué pasaría si en vez de subir mas bien baje.

Con respecto a qué factores podrían obligar a mover el tipo de cambio, en Bolivia se podría pensar en una devaluación para reforzar el sector exportador, con el fin de mejorar la competitividad de los productos exportados. Otro escenario que podría presionar, sería una caída por debajo de los niveles apropiados de nuestras Reservas Internacionales Netas. Según el BCB actualmente las RIN pueden solventar nueve meses de importaciones, cuando los organismos internacionales recomiendan sólo tres meses.

Sin embargo, considerar una devaluación beneficiaría básicamente al sector exportador y su entorno, pero afectaría al mercado interno que se sustenta con sueldos y rentas fijas en bolivianos. Provocaría también incertidumbre en los precios y costos, porque los costos se elevan con los precios de los insumos, materias primas importadas y maquinarias que se traen de afuera, es decir con una devaluación entraríamos a un cuadro de inflación que afectaría a los diferentes agentes económicos. Por los tanto, es consejable en el corto plazo no entrar en pánico por el comporatmiento del tipo de cambio, la especulación podría tener un efecto perverso en esta variable.

MSc. Jorge Akamine                                                                                                                                                                    PRESIDENTE DEL COLEGIO NACIONAL DE ECONOMISTAS

Jorge Akamine, presidente del Colegio Nacional de Economistas aconseja no entrar en pánico y recomienda «mantener los dólares poseídos o en su defecto invertir en activos cotizados en dólares por ejemplo inmuebles o activos financieros».

Fuente: BolivianBusiness Edición N°764

Domingo 16 de junio de 2019