SOBRE LA LEY DE DIFERIMENTO DE PAGOS DE CRÉDITOS

MSc. Juan Pablo Suárez S.
18/07/2020
Durante las últimas semanas hemos sido testigos de la aprobación por parte de la ALP de la “ley de diferimiento de pagos de créditos”. A riesgo de ser “impopular”, se hacen necesarias algunas aclaraciones sobre el tema:
La mencionada ley difiere automáticamente el pago de capital e intereses hasta el 2021, el beneplácito de gran parte de la población viene dado por la incomprensión, de que los bancos no “prestan” su plata sino la de los ahorristas. Dicho esto, podemos concluir que:
1) Una “reprogramación masiva” generará una falta de liquidez que ocasionará el “desabastecimiento” de créditos a potenciales prestatarios e incluso a clientes con créditos en proceso de aprobación, en síntesis, un círculo vicioso que de cierta manera puede profundizar la recesión.
2) Al ser la reprogramación, automática y “masiva”, los prestatarios con posibilidades de continuar con los pagos, no lo harán por cautela u otro motivo entendible, dada la situación. Esto generará un fuerte daño a la buena “cultura de pago”, que en Bolivia se ve reflejada en una relativa baja tasa de mora.
3) En el marco de la pandemia, hay rubros que no han sido tan duramente golpeados e incluso han sido ganadores (como ser tiendas de barrio, farmacias, etc.); también hay familias que no han visto mermada su fuente de ingresos (generalmente asalariados), ¿tiene algún sentido que se acojan a un diferimiento de pagos?, más aun conociendo las consecuencias de esto.
4) Es MUY necesario que la banca tenga flexibilidad con el tema de pagos de capital e intereses, de acuerdo a la situación del prestatario. Tampoco es conveniente para el sistema financiero tener miles de prestatarios con calificación negativa, esto también puede generar un círculo vicioso nocivo para la economía. En síntesis, evitar los extremos demagógicos y extremos ortodoxos, con el fin de llegar a un “punto medio” que aminore los daños a todos los sectores de la población boliviana.
MSc. Juan Pablo Suárez S.
VICEPRESIDENTE – COLEGIO DE ECONOMISTAS DE SANTA CRUZ
DIRECTOR – FEDERACIÓN IBEROAMERICANA DE JÓVENES EMPRESARIOS
SECRETARIO GRAL. – COLEGIO NAL. DE ECONOMISTAS DE BOLIVIA

Economistas llaman a no bloquear las fuentes de recursos externos | EL DEBER

Ofrecen a la ALP apoyo técnico financiero para destrabar la captación de fondos del exterior para evitar pérdidas de más vidas por el Covid-19, más daño al tejido empresarial y a la economía de las familias bolivianas

Fernando Rojas Moreno 23/6/2020

https://eldeber.com.bo/dinero/economistas-llaman-a-no-bloquear-las-fuentes-de-recursos-externos_186000#.XvJAPBDkta4.whatsapp

El directorio del Colegio de Economistas de Santa Cruz y de Bolivia llamó a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) a no bloquear ninguna de las fuentes de recursos externos y autorizar el inmediato uso de los recursos ya desembolsados. Además, facilitar la disposición futura de recursos externos comprometidos.

“Sin perjuicio de ejercer una labor de fiscalización, la urgencia por la que atraviesa el país amerita una actuación diligente y eficiente para disponer de esos recursos. En ese sentido ofrecemos a la ALP apoyo técnico financiero para viabilizar esta situación, evitando pérdidas de más vidas por el Covid-19 y más daño al tejido empresarial y a la economía familiar”, da cuenta el sector en un pronunciamiento.

Aluden que si bien los distintos gobiernos han respondido a la urgencia dictando medidas tendientes a fortalecer el sistema de salud y acciones de salvataje económico; la potencia e intensidad de estas medidas depende de la salud financiera de los propios estados y, en caso de no ser suficiente, dependen del financiamiento externo que consiguen a través de una eficiente gestión de recursos ante organismos financiadores.

Hacen notar que la estrategia mundial de los gobernantes ha sido dejar de lado las diferencias políticas y enfocar los esfuerzos para ampliar las capacidades internas del sistema de salud y rescatar la economía tan afectada por la paralización del aparato productivo interno y la drástica reducción del comercio exterior.

Hace unos días, el viceministro de Tesoro y Crédito Público, Carlos Schlink, denunció que en la Comisión de Planificación los diputados titulares del Movimiento al Socialismo (MAS), por unanimidad, rechazaron la aprobación del crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobado por su directorio en abril y cuyo monto es de $us 327 millones.

Desde el Órgano Ejecutivo, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, reveló que el bloqueo parlamentario masista en la ALP traba el acceso a seis créditos externos, por valor de $us 1.700 millones, gestionados por el Gobierno para fortalecer el combate a la pandemia del Covid-19.

Detalló que el Gobierno del MAS, en materia de préstamos, de 2006 a 2019 adquirió una deuda externa de más de $us 17.000 millones, cuyos recursos provienen de BID, Fonplata, la Asociación de Fomento del BM y el Eximbank-Banco de China, entre otros organismos internacionales.

Luego de las denuncias de los oficialistas, se conoció que la ALP, en senadores y diputados, sancionó la Ley para el Control y Fiscalización de Endeudamiento Público y Donaciones que comprende seis artículos y dos disposición, una final y otra derogatoria.

La norma tiene por objeto establecer los mecanismos para el control y fiscalización del endeudamiento público y las donaciones de Bolivia, principalmente las emergentes de la pandemia del Covid-19, para precautelar la estabilidad y solvencia económica del Estado.