Recordemos que el tipo de cambio no está ligado necesariamente a un tiempo máximo o determinado, en realidad, podrá ser fijo siempre y cuando se tenga en reservas la cantidad de divisas que respalden la masa monetaria circulante en la economía o se quiera hacer competitivo el sector exportador. Además, que liberar el tipo de cambio generaría incertidumbre en los agentes económicos y a lmismo gobierno, porque no estamos pensando qué pasaría si en vez de subir mas bien baje.

Con respecto a qué factores podrían obligar a mover el tipo de cambio, en Bolivia se podría pensar en una devaluación para reforzar el sector exportador, con el fin de mejorar la competitividad de los productos exportados. Otro escenario que podría presionar, sería una caída por debajo de los niveles apropiados de nuestras Reservas Internacionales Netas. Según el BCB actualmente las RIN pueden solventar nueve meses de importaciones, cuando los organismos internacionales recomiendan sólo tres meses.

Sin embargo, considerar una devaluación beneficiaría básicamente al sector exportador y su entorno, pero afectaría al mercado interno que se sustenta con sueldos y rentas fijas en bolivianos. Provocaría también incertidumbre en los precios y costos, porque los costos se elevan con los precios de los insumos, materias primas importadas y maquinarias que se traen de afuera, es decir con una devaluación entraríamos a un cuadro de inflación que afectaría a los diferentes agentes económicos. Por los tanto, es consejable en el corto plazo no entrar en pánico por el comporatmiento del tipo de cambio, la especulación podría tener un efecto perverso en esta variable.

MSc. Jorge Akamine                                                                                                                                                                    PRESIDENTE DEL COLEGIO NACIONAL DE ECONOMISTAS

Jorge Akamine, presidente del Colegio Nacional de Economistas aconseja no entrar en pánico y recomienda «mantener los dólares poseídos o en su defecto invertir en activos cotizados en dólares por ejemplo inmuebles o activos financieros».

Fuente: BolivianBusiness Edición N°764

Domingo 16 de junio de 2019