“Algunas cooperativas deben fusionarse, según el Gobierno”

“Algunas cooperativas deben fusionarse, según el Gobierno”

El principal riesgo se da en la calidad de la cartera

Existe una diferencia entre fusión y absorción que contiene aspectos financieros y legales. Para el caso de la absorción, una marca permanece y la otra desaparece. Los activos, pasivos y patrimonio de la entidad absorbida pasan al balance  de la entidad que absorbe, así lo establece el código de comercio (Art. 405-412). La absorción, en cambio, se puede presentar de manera voluntaria (ejemplo: salida de capitales) o en mecanismo forzoso (quiebra o intervención del ente regulador – ASFI). Un dato histórico en América Latina, y por supuesto en Bolivia, se vincula con el fenómeno  de Capitales golondrinas en alusión a aquellos flujos que llegaron a periodos cortos, aprovechando altas tasas de rentabilidad, para luego salir volando en analogía con las golondrinas  o inclusive con expectativas políticas y económicas (Chile, 2014 con Itaú Unibanco y Corpbanco; Venezuela, Costa Rica y Bolivia (2006), Argentina con BBVA y la banca pública Argentina (1999). En nuestro país, se concibió la fusión del Banco Mercantil y el Banco Santa Cruz (capitales con orígenes del Banco Santander), donde el primer banco compró el 96% del paquete accionario del Banco Santa Cruz cambiando de denominación a Banco Mercantil Santa Cruz S.A., rescatándose los nombres de ambas entidades por su importante posicionamiento. Un ejemplo más reciente, por concepto de mala administración (intervención), es la Mutual La Paz absorbida por el BMSC (junio, 2016). El principal riesgo de una fusión se centra en la calidad de la cartera de créditos, el activo más importante de una entidad.

Róger A. Banegas

Director del Instituto de Investigación Económicas y Sociales

“EL DEBER”.., Doble Aguinaldo, alzas salariales y otros más.

“EL DEBER”.., Doble Aguinaldo, alzas salariales y otros más.

Se propagó por las redes sociales y los demás medios de comunicación el anuncio del número tan esperado por todos, el INE publicó el dato oficial del crecimiento de la economía a 12 meses con cierre a junio 2016 en 4.43% con lo cual en cumplimiento  al DS 1802 el beneficio del segundo aguinaldo en la presente gestión estaba descartado.

Parafraseando al economista Gary Rodríguez, dicho anuncio podría definirselo como de un sabor agridulce. Para el trabajador que lo esperaba, porque con seguridad ya lo tenía comprometido por los anuncios que fueron dándose en meses anteriores desde las mismas fuentes gubernamentales, aunque con mayor cautela en el último mes,  ahora tendrá que ajustar  su presupuesto para el resto del año pero con la tranquilidad  de que con esta medida su puesto de trabajo está menos inseguro que de haberse dado.

Por otro lado, el empresario privado y hasta el sector público recibieron con alivio el anuncio, puesto que significa un importante flujo de fondos que en lugar de destinarse al gasto podría ser para la inversión o no contraer deuda, dependiendo de la realidad de cada agente económico.

Suena paradójico el hecho de que se sienta alivio cuando no se alcanza un determinado nivel de crecimiento económico y es que imponer un gasto al lograr una meta resulta antagónico y a la larga, lejos de premiar al trabajador no hace otra cosa que desincentivar al empleador y poner en riesgo la estabilidad de la fuente laboral.

En una entrevista en la red RTP el mismo vicepresidente del Estado indicó “Hay que ser responsables, es mejor no tener segundo aguinaldo, pero tener empleo”. Es más, este criterio a juicio nuestro,  debe ser análogo para los incrementos salariales anuales, los cuales también deben ser replanteados en su metodología.

Hay que entender también que no se trata de ser amigos o enemigos, se trata de que en la economía, nos lo dicen desde las primeras lecciones, existen factores de producción, donde el trabajo es uno de ellos, pero también lo es el capital, entiéndase quienes arriesgan como empresarios, y no pueden entenderse los resultados sino es de manera armónica.

Esto es tan elocuente, como que la Real Academia de Ciencias de Suecia ha conferido el Premio Nobel de Economía 2016 a los profesores Oliver Hart y Bengt Holmstrom por sus “valiosas herramientas teóricas” para “entender los contratos en la vida real”, así como los posibles problemas en su diseño y lograr que ambas partes cooperen en beneficio mutuo y no se generen “conflictos de intereses” donde el fin último es que el contrato óptimo busque un equilibrio entre los riesgos y los incentivos. Enfocando aquello a la relación obrero-patronal nos preguntamos: Se habrá equivocado la academia sueca?.

Carlos Hugo Barbery

Economista

Se compensa la caída de las ventas con ajustes internos

Se compensa la caída de las ventas con ajustes internos

En la medida en que la economía pierde dinamismo y hay una ralentización del crecimiento, las e,presas miran hacia adentro y tratan de compensar la caída de sus ventas con ajustes internos. Eso también afecta el desempeño y las bonificaciones que reciben los gerentes porque están asociados al cumplimiento de ventas.

Por otra parte, tal vez haya una tendencia a darle mayor valorización al área de recursos humanos para aumentar la productividad y así mejorar los ingresos  de las personas clave que manejan esta área.

Me parece bien porque había un rezago en este departamento que no es razonable porque todas las empresas coinciden siempre en ponderar como primer aspecto recursos humanos, pero en la práctica eso no es coherente con los presupuestos.

Hay que apostar por la eficiencia en la productividad, ordenar las finanzas y mejorar las estrategias

Las empresas, para ser más eficientes, en un momento en el que los costos operativos aumentan y las ventas no crecen como antes, deben invertir más en innovación, deben fortalecer más la gestión  de los recursos humanos, capacitar más a su personal. Hay que apostar por la eficiencia en la productividad, ordenar las finanzas, mejorar la eficiencia, rediseñar los planes estratégicos y no perder el dinamismo en el área de marketing.

El mercado siempre tiene sus subidas y bajadas, por lo tanto las compañías  que se van acomodando a esos ciclos y que responden  de manera proactiva e invirtiendo a los factores clave, esas empresas van a salir adelante.

Juan Carlos Rau

Presidente del Colegio Nacional de Economistas de Bolivia “CONEB”

Crecimiento Económico, una tarea de Todos

Crecimiento Económico, una tarea de Todos

El crecimiento económico es el aumento del valor de los bienes y servicios finales producidos por una economía, un país o una región, en un determinado periodo que generalmente es un año. Cada vez más la teoría económica, los gobiernos, los académicos y el público en general prestan mayor relevancia a esta variable, como condición fundamental para lograr un mayor desarrollo y bienestar social.

El panorama internacional no es nada alentador. A escala global, el crecimiento económico fue del 3,1% en 2015 y se estima una tasa menor para este año (2,4%), que refleja la lenta recuperación de las economías desarrolladas, la incertidumbre de los mercados financieros, el sobreendeudamiento europeo y la relentización del desarrollo de los países del bloque asiático.

En América Latina se decreció un -0,3% en 2015, situación que según los pronósticos se mantendrá este año, lo cual se explica por la fuerte contracción de las exportaciones vía precios de las materias primas, las crisis que viven Brasil, Argentina y Venezuela, y la falta de mayor inversión extranjera.

Elevar los niveles de crecimiento económico promedio del país en los últimos 10 años, de un 3,3% a un 5% y estar entre los países de mayor crecimiento en la región con un 4,8% al cierre de 2015, es un importante logro para satisfacción de todos los bolivianos, pero no es una condición suficiente para asegurar u mayor bienestar social.

La gestión e inversión pública, el dinamismo del sector privado, la productividad del trabajo, la inteligencia colectiva, el estilo de los liderazgos, la calidad institucional y la eficacia del marco normativo son elementos clave que tienen una fuerte correlación con el crecimiento económico en cualquier país.

En esta perspectiva, me permito realizar las siguientes recomendaciones: a) llevar adelante una reingeniería administrativa en las entidades públicas para simplificar los trámites, disminuir costos, agilizar los procesos, mejorar la calidad de los servicios y ejecutar el 100% de la inversión programada; b) democratizar el Presupuesto General del Estado, agilizar el nuevo pacto fiscal e invertir recursos del estado en empresas que demuestren su factibilidad económica y financiera; c) disminuir la presión tributaria sobre un reducido porcentaje de empresas formales, incentivar la formalización de la economía y actualizar las políticas laborales. d) Mayor diversificación productiva mediante nuevos programas de fomento y apoyo a los sectores productivos, industriales y exportadores; e) mitigar riesgos de deterioro de la industria nacional frente a la invasión de productos importados y conseguir más y nuevos mercados en el exterior; f) nuevos incentivos para atraer inversión extrajera en sectores productivos no tradicionales e intensivos en mano de obras; g) destinar mayores presupuestos en las entidades eduactivas en investigación y desarrollo y elevar los niveles de formación técnica y profesional; h) promover los polos de desarrollo mediante la creación de zonas económicas especiales de desarrollo en regiones estratégicas del país.

Juan Carlos Rau Flores

Presidente del Colegio Nacional de Economistas de Bolivia “CONEB”

Agropecuaria y manufactura son las que dominan

Agropecuaria y manufactura son las que dominan

En los últimos 40 años, el departamento de Santa Cruz registró una dinámica de crecimiento económico mayor al promedio nacional, lo que le ha permitido ser el motor de la economía boliviana.

La vocación productiva dominante es la agropecuaria y la industria manufacturera; estos dos sectores son los más representativos de la economía cruceña y representan alrededor del 40% de la misma.

Luego está el sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones junto con los servicios financieros y el comercio, representan cerca del 30% de la economía. Estos cinco sectores están interrelacionados, son interdependientes y determinan el desempeño económico de la región.

La clave para seguir siendo La economía más próspera del país,  y que brinde las mejores oportunidades de desarrollo económico y social para toda su población actual y venidera es promover la diversificación y mayor complejidad productiva.

El departamento de Santa Cruz debe consolidarse como referente internacional en la producción de alimentos y bebidas, para ello es preciso atraer más inversiones e innovar.

Por otro lado, se requiere promover el desarrollo de nuevas fuentes de crecimiento económico y aprovechar el potencial productivo del Departamento en energía, minería, logística y transporte, biotecnología, industria farmacéutica, forestal, entre otros.

Hay que destacar de igual forma la personalidad y el ímpetu que tiene el cruceño, eso lo hace menos adverso al riesgo y por ende, Santa Cruz posee un capital de emprendedores muy potente.

Entre los valores más destaca-bles que tiene la comunidad cruceña, se encuentran a hospitalidad y solidaridad.

Por otro lado, el cruceño ha desarrollado, dada su diversidad poblacional y su proceso de desarrollo económico, una visión más universal e incluyente. Estas cualidades convierten a los cruceños en líderes actuales y futuros que se destacan en los económico, político y social para construir una mejor Bolivia.

José A. Alberti Uzqueda

Presidente del Colegio Departamental de Economistas de Santa Cruz