Bolsa Boliviana de Valores S.A. (BBV)

Bolsa Boliviana de Valores S.A. (BBV)

En 1989, se da inicio a las operaciones de la “Bolsa Boliviana de Valores S.A. ” (BBV) provocando importantes transformaciones y cambios en el desarrollo de los mercados de intermediación financiera, se abre un nuevo esquema de encuentro directo entre ahorristas e inversionistas pudiendo invertir en instrumentos financieros como ser: (acciones y bonos) emitidos por empresas o el Estado; la incorporación del Mercado de Valores, fundamenta su creación en la modernización del sistema de intermediación financiera nacional, mediante el uso de nuevos instrumentos de inversión.

En los años 90, con la promulgación de varias leyes se implementa la base legal y el ordenamiento regulatorio para el correcto control manejo y administración de la BBV, la leyes centrales en este propósito fueron i).-la Ley de Bancos y Entidades Financieras (1993), ii).-La ley del Banco Central de Bolivia (1995), iii).-la Ley de Pensiones (1996), iv).-La Ley del Mercado de Valores y v).-ley de seguros (1998), estos importantes avances dan lugar a la creación de la Superintendencia e Intendencia, con facultades de regularización y fiscalización del Mercado de Valores y sus participantes.

Con el tiempo la BBV, da origen a los Fondos de Pensiones y Compañías de Seguros Previsionales capaces de intermediar recursos a mediano y largo plazo; se promulga las normativas para la creación de entidades de soporte; en este proceso de formación ajuste y regulación, él sistema de intermediación cuenta con un Mercado de Valores moderno, que brinda seguridad jurídica y económica a los inversionistas, constituidas por las Sociedades Administradores de fondos de Inversión (SAFIS), Agencias de Bolsa, Entidad de Depósito de Valores (EDV) Calificadoras de Riesgo, Sociedades de Titularización y el leasing. Los principales instrumentos financieros utilizados son las Acciones, Pagares Bursátiles, Bonos,
Certificados de Depósito a Plazo Fijo (CDPF´s). En los últimos años, las acciones transformadoras de la BBV, orientaron la “Incorporación de las Pymes al Mercado de Capitales,” permitiendo ampliar el portafolio de clientes hacia un sector dinámico que genera excedentes y requiere recursos líquidos para inversiones de capital, el instrumento creado para el efecto se denomina: “Mesa de Negociación Pymes” por medio de la emisión de Pagarés para el financiamiento de
Capital de Operaciones con un plazo de 270 días, que no requieren una calificación de riesgo. Otra de las medidas acertadas, fue la innovación tecnológica, realizada con el Grupo Bolsas y Mercado Españoles (BME) para el lanzamiento
de la “Plataforma de Negociación Electrónica” denominada S/MART, con tecnología equiparable
a mercados desarrollados del exterior, antes las transacciones se realizaban de manera presencial en el ruedo de la Bolsa, con las limitaciones que ello conlleva, el sistema posibilita a los agentes económicos desde distintos puntos del país ingresar al mercado bursátil con facilidad. Por último, la aprobación de la Ley 455, modificó la Ley del Mercado de Valores incluyendo a la Bolsa de Valores, para proveer los medios necesarios para la realización eficaz de operaciones
bursátiles con valores en “divisas” tiempo después se emite la Resolución 454, donde la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) aprueba las modificaciones incluyendo a los “Instrumentos de Divisas” como válidos en el
objeto de transacción dentro de sus mecanismos de negociación. En este sentido la Bolsa ha ejecutado un importante conjunto de adecuaciones normativas internas necesarias para ajustarse a nuevos servicios de intermediación.
Conocer la historia de la BBV, implica un reconocimiento al trabajo de los Gobiernos de turno, instituciones, empresas, empresarios, profesionales y empleados públicos que trabajaron muy duro para gestionar, modificar leyes y crear
normativas, que requerían ser adecuadas para el Mercado de Valores, fruto de ello el Mercado Bursátil ha venido creciendo de una manera muy significativa, la próxima figura muestra el comportamiento de los montos operados en la Bolsa el período (1995- 2015) la información fue extraída de la página web del Instituto Nacional de Estadísticas INE y de la BBV S.A.

En 1995, la BBV, cierra sus actividades operacionales en 1.053.875 (millones de dólares). El año 2001 se logra un importante crecimiento, movilizando transacciones por un total de 3.772.274 (millones dólares), incremento estimado en un
27, 93 % en relación a 1995, este incremento fue debido a los incentivos de la gestión 2000, a la participación del sector privado en el Mercado de Valores, a la participación de las Sociedades de Responsabilidad Limitada, Mutuales y Cooperativas a emitir valores de contenido crediticio, se establecieron normas para la participación de las instituciones que fomentaron el crecimiento de las actividades bursátiles con un buen impacto financiero. El período (2002- 2005) se caracterizó por una fase de declinación que logró una disminución de las actividades bursátiles en (- 44,63%) al cierre del año 2005 en comparación al 2001. A partir del año 2006 se observa un repunte en las operaciones, logrando transacciones por un total de 1.698.803 (millones de dólares), este crecimiento responde al importante flujo de ingresos al país, reportados por el incremento de los precios de los commodities; Bolivia logra un PIB, del 4,8% uno de los más importantes de la región, la aceleración de la economía mundial promovida por la acelerada demanda de la República Popular China, que define como estrategias económicas, convertir a América Latina, en su principal socio comercial mediante la compra
de materias primas, financiamiento de los proyectos de impacto a los Gobiernos Latinoamericanos, y por último, comercializar bienes con valor agregado al mercado asociado. El período (2006 – 2014) el país logra alcanzar el mayor crecimiento económico de su historia, gracias a la cotización de los precios del barril del petróleo en los mercados mundiales, otorgando a Bolivia, una oportunidad comparativa y competitiva sin precedentes, debido a los ajustes e incrementos de los precios de exportación del gas a nuestros principales socios comerciales como son: Brasil y Argentina, promoviendo l crecimiento a todos los sectores financieros y en particular al Mercado de Valores; el (2014 y 2015) fue excepcional para el crecimiento de las operaciones del Mercado de Valores, el cuadro siguiente efectúa una comparación de los montos e instrumentos comercializados en dicho período. El 2015, la BBV, alcanza operar 11.100. 436 (millones de dólares), monto que muestra el altísimo crecimiento del Mercado de Valores, en el sistema financiero nacional. Los recursos operados crecieron en 12,93% respecto al 2014; los instrumentos más comercializados fueron los Certificados de Depósito a Plazo fijo incrementados en un 53% y las letras del BCB, que crecieron en 300% en relación a la pasada gestión, estos valores representan el 58% y el 14 % del monto negociado. Como se observa los instrumentos de Renta Fija
siguen siendo los más negociados con un 96,7%, mientras que los valores de Renta Variable, representaron el 3,3% del total de transacciones, cabe destacar las FIC, que se incrementaron en un 100%. La Mesa de Negociación alcanzó cerrar
en 4.186.434 (millones de dólares) con un porcentaje del 24,67% más que el 2014; las negociaciones en bolivianos registraron una tasa promedio ponderada del 5,27%. El mes de junio del 2015, se alcanzó el nivel más alto de operación en la bolsa 1.268 (millones de dólares) negociados principalmente por el incremento de Letras y Certificados de Depósito del BCB, que representaron el 31% del total. En todos los meses se registraron operaciones por encima de los 750 (millones de dólares) este es un indicador importante de liquidez del sistema económico nacional, mientras que en el 2014 se
registró una tasa del 5,12 % en dólares; la tasa de rendimiento promedio ponderada de 5,18% el 2014, pasó a 5,64% el 2015. Sin dudas la BBV, ha tenido un crecimiento importante en los últimos años, los avances en su adecuación y regulación fueron determinantes; reglas claras, seguridad jurídica y financiera es la base para poner el mercado en acción, se lograron progresos de apertura e incorporación de nuevos instrumentos financieros y de nuevos inversionistas. Los montos operados en el Mercado de Valores, se estima que representan el 30% del total del Producto Interno Bruto de la
economía boliviana. No debemos olvidar, que el crecimiento económico de los últimos años, se debió a la cotización de
los principales commodities, de exportación, que lograron cifras récord a nivel mundial, generando liquidez y recursos al país, que dinamizaron el sistema financiero y el crecimiento y desarrollo del Mercado de Valores; el escenario económico actual exigirá mayor esfuerzo talento y estrategias para mantener en crecimiento el Mercado de Valores, cuando hay recursos la economía fluye y crece con facilidad, pero cuando éstos disminuyen la economía se contrae y debilita. Como se observa, el 96,69 % de las operaciones corresponden a las transacciones por Renta Fija, y solo el 3,27% a la de Renta Variable, donde la rentabilidad no es fija ni segura, depende del desempeño de la empresa y de factores externos como el comportamiento del mercado y la economía; podemos concluir un alto grado de aversión al riesgo financiero y/o desconfianza de los factores externos que imposibilitaron el crecimiento de este instrumento.
Por último, el reto a largo plazo, es desarrollar un mercado accionario equiparable a las economías de Colombia, Argentina, Chile, o Perú. Para ello, se debe promover el desarrollo del mercado de acciones, con la participación de empresas transparentes y eficientes que vean al Mercado de Valores, como un instrumento financiero de múltiples oportunidades de negocio. Sin lugar a dudas la BBV, se ha convertido en un espacio de generación de negocios de gran impacto para la economía nacional, su capacidad de adecuación a los nuevos instrumentos, otorga una posibilidad
importante de opciones a las empresas que están en la búsqueda permanente e incansable de acrecentar el valor de sus acciones y activos.

Luis Alberto Valencia Fernández

Economista y Magíster en Administración y Dirección de Empresas

 articulo_bbv-c_eco_201-sep_2016